Estás aquí: Inicio » Guía del Inversor » En Bolsa, los expertos no cometen errores ¿los cometes tú?

En Bolsa, los expertos no cometen errores ¿los cometes tú?

En los mercados financieros siempre no se gana. Es más, muchas veces se pierde. Esta afirmación, no obstante, no puede disuadirnos de utilizar todas las herramientas a nuestro alcance para rentabilizar nuestras inversiones al máximo.

El gestor de fondos español, José Antonio Madrigal, nos desvela los errores que nunca debemos cometer. Algunos de ellos parecen lógicos pero mucha gente los obvia en la gestión diaria de sus carteras.

1. No controlar el riesgo

Un inversor debe tener calculado cuál es el mayor riesgo que puede tener cada operación que realice y mantenerlo, siempre, bajo control.

Cada inversor debe prever siempre el peor escenario posible y conocer cuál es el capital máximo que puede perder en una operación y en el conjunto de sus inversiones. “El control del riesgo es fundamental en la inversión en Bolsa” afirma el gestor de fondos español, José Antonio Madrigal quien, recientemente, ha sido galardonado en el IAIR Awards precisamente por la excelencia internacional en la gestión del riesgo.

2. Operar sin stops

El stop garantiza que pase lo que pase mañana en el mercado financiero, pasado mañana tendremos dinero para seguir operando. Operar sin stops significa aceptar que el valor que tengo en mi cartera baje hasta cero.

Un buen inversor debe utilizar stops a mercado y limitar así su riesgo: podrá ir subiéndolo a la vez que lo hace el valor y, lo más importante, saldrá del valor si su tendencia cambia.

3. Comprar valores en tendencia bajista

La mayoría de los inversores cree que comprar una acción a 170 pesos cuando este activo ha estado antes a 500 o 800 pesos es una buena inversión. En este caso, el valor se encuentra en tendencia bajista y, por ello, en un futuro, es más probable que esté a 84 pesos que a 250.

¿Por qué se nos ocurre muchas veces comprar acciones que hace años que están bajando? Error: porque son baratas. Y es que, por más que comprarlas resulte barato, al final, nos van a salir caras.

4. Vender valores cuando inician su subida

A menudo, los inversores se apresuran a recoger beneficios.

El gestor de fondos español, José Antonio Madrigal afirma: “tener una operación negativa en su cartera es desastroso, vender una acción con beneficio y ver como ésta sigue subiendo es todavía peor”.

Si se posiciona en una acción que sube, manténgala, busque poner un stop en el sitio donde cambie la tendencia y salga únicamente si este le salta.

5. Comprar un valor recién salido a Bolsa

Es arriesgado comprar un valor cuando acaba de salir a Bolsa. No conocemos su volatilidad, que es el indicador que nos informa sobre los movimientos que registra un valor en su cotización bursátil.

Por eso, los gestores profesionales recomiendan esperar a que una acción progrese para poder calcular su volatilidad y valorar, entonces, si nos interesa adquirirla.

Más información

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top